jueves, 5 de noviembre de 2009

Scans de la revista Glamour!







Fuente

Nuevos stills de Luna Nueva! *O*







Fuente

Ashley y Jackson: Besazo en la revista Glamour! *O*





Fuente

VIDEO: Anuncio de Luna Nueva en Antena 3

COMUNICADO OFICIAL DE AURUM con respecto al evento de Madrid

Respecto al aforo de Vistalegre. Sabemos que tiene una capacidad de 14.000 personas, pero debéis tener en consideración que eso sólo es para eventos deportivos y con toda la organización incluida. Sin embargo, para el evento de Luna Nueva, buena parte de ese espacio estará habilitado para el escenario, seguirdad, técnicos, etc... Y que, por lo tanto, se tiene que reducir dicho aforo a 5.100 personas.

Con todo, en Aurum tenemos muy en cuenta las exigencias de los fans y sabemos que sois vosotros quienes hacéis de La Saga Crepúsculo el fenómeno que es. Por ello, del aforo disponible hemos querido ofreceros dos tercios completos a vosotros: (1750 entradas que podréis obtener en las taquillas de Vistalegre y otras 1750 que se repartirán entre los distintos concursos y sorteos organizados por las diferentes marcas). El último tercio se repartirá entre todos los compromisos de Aurum, sus empleados, sponsors y otros invitados... ya que tenemos miles de peticiones dado que ellos también son fans de la Saga. No obstante, si al final sobrasen entradas de este tercio, las pondríamos en la lista de las de taquilla de Vistalegre.

Hemos intentado que entráseis todos los posibles, siempre dentro de los límites de seguridad y comodidad legales, por supuesto. Pero también debéis tener en cuenta que los actores no han acudido nunca a ningún otro evento fan (a excepción del Comic Con de San Diego) en el que se permitiese un aforo tan elevado y, además, el esfuerzo que hemos realizado para que fuese gratuito. Pero, en cualquier caso, haremos todo lo posible para poner más entradas a vuestra disposición.

En cuanto al problema con las entradas compradas en Servicaixa.com, hemos pensado que lo más justo, como era por sorteo entre quienes hubieran comprado su entrada para Luna Nueva, se van a repartir 125 entradas DOBLES del Evento Fan al azar entre todos los que habéis comprado la entrada hasta hoy, y otras 125 entradas DOBLES entre los que la compréis a partir de hoy. Los afortunados recibiréis una comunicación lo antes posible. Próximamente os informaremos de cómo recogerlas.De nuevo, reiteramos nuestras disculpas e insistimos en que estamos trabajando al máximo para que el Evento salga lo mejor posible. Por y para vosotros.

Muchas gracias, Aurum Producciones.


Fuente

Retransmisión del evento fan de Madrid por Antena 3

El 12 noviembre, Robert Pattinson, Kristen Stewart y Taylor Lautner vienen dispuestos a conocer a los fans españoles de la Saga Crepúsculo. Y lo harán celebrando un Evento Fan al que tú mismo puedes asistir paraticipando en el concurso que en antena3.com hemos preparado para ti.

250 afortunados y su acompañantes podrán asistir al evento y ver en persona a los protagonistas de Luna Nueva junto con otros fans de la Saga. El que sea el más rapido y conteste correctamente a las preguntas podrá conocer en persona a Edward, Bella y Jacob.Para los que no consigan su entrada, Antena 3 ha preparado un dispositivo especial para retransmitir en directo el Evento Fan desde antena3.com. Así podremos acercar a los protagonistas de Crepúsculo a todos aquellos que no puedan asistir al Evento.

Además, tienes la oportunidad de entrevistar a Robert, Kristen y Taylor, ya que haremos con ellos un encuentro digital en el que reponderán a las preguntas de los internautas. ¡¡ENVÍA TUS PREGUNTAS!!

>> PARTICIPA EN EL CONCURSO PARA ASISTIR AL EVENTO FAN


Gracias a Crep-es

Christian Serratos en el "NYLON Guys November Issue Launch Event"




Fuente

Nuevo Outtake de Kristen para Nylon


Fuente

Kellan Lutz en el "Sony CIERGE Holiday Preview"











Fuente

Nuevas fotos de Robert en la Conferencia de Prensa Japonesa









Fuente

Entrevista a Robert Pattinson por VF (Completo)

Hubo un tiempo en el que las chicas eran escasas en el Comic-Con, la coferencia anual de San Diego sobre cómics, ciencia ficción y fantasía. Ahora llenan el Hall H (con capacidad para 6.500 personas), esperando muy impacientes aguantando cosas sin importancia (el interminable avance de ‘Tron Legacy’ y un panel donde todos los técnicos trabajaron hasta dejarlo un poco raro, adornado como un coche. Luego "Destino Final"). Después de todo, han estado haciendo fila desde las cinco de la mañana para echar un vistazo a Robert Pattinson, por lo demás conocido como ‘The Pattz’ o ‘Edward Cullen’, el realmente sexy vampiro que interpretó en ‘Twilight’, y por ahora, la ropa super bonita que eligieron por él (pantalones cortos y camisetas de "Twilight") se han puesto sudorosos, y su maquillaje necesita ser retocado.

Al fin, la voz del moderador retumba en todo el hall oscurecido, "Y ahora…". Los gritos comienzan, ensordecedores como para romper cristales, divertido durante 3 segundos, hasta que se convierte en pesadilla. El moderador continúa con una broma: “¿Qué haríais si dijera, ‘Esto es todo. Gracias por venir’?”. Algunos chicos, hostiles a esta nueva parte del Comic-Con, se ríen en aprobación, “¡Sí!”.

El moderador cede y presenta a los miembros del reparto de ‘New Moon’, segunda entrega de la saga Twilight, que se estrena este mes; que suben al escenario para las rondas de aplausos cada vez más fuertes: Ashley Greene (la hermana de Edward, Alice), Kristen Stewart (Bella, la novia humana de Edward), y Taylor Lautner (Jacob, el perfecto amigo de Bella que es un hombre lobo). “Creo que tenemos a uno más en el backstage…” dice al fin.

Pattinson, en vaqueros y una bien llevada camisa sobre una camiseta, camina por el escenario con una agradable pero confusa sonrisa, en aire amistoso. Las chicas ya no están gritando. Están hiperventilando, riendo locamente, agarrándose las unas a las otras por los brazos para no desmayarse. "¡¡Oh Dios mío, oh Dios mío, oh Dios mío!!".

Situado en el escenario, el ídolo con ropa arrugada y sin afeitar comienza a mirar un poco incómodo. Parece estar en un manojo de nervios con Kristen Stewart, con quien todos creen que está teniendo un torturado romance fuera de la gran pantalla. Ella está agarrada a su rodilla, jugando con el pelo de su nuevo look a lo "rock n'roll". Él se frota el cuello, moviendo su pelo, y retirándolo de sus cejas. Pero cada extraño tic suyo, cada modestia suya, británico, buscando respuesta a las preguntas hechas a su manera, es simplemente una nueva razón para seducir.

-Me gusta tu música. ¿Considerarías hacer alguna noche abierta (se refiere a si se animaría a actuar en algun pub como lo hacía antes)?
Robert Pattinson: “mmm, sí, bueno me gustaría. Estoy muy...poco..., mmm, como un gatito supongo”.

Desde Leonardo DiCaprio en Titanic no ha habido un actor tan rabiosamente perseguido por los paparazzi y adolescentes por igual, basta con que veamos sólo a él con su compañera de rodaje y rumoreada pareja Kristen Stewart para hacer frente a toda la prensa internacional. En lugar de trabajar a su manera a través de supermodelos, Pattinson, quien ha estado viviendo fuera de casa con tres maletas en el último año, se ha estado sintiendo abrumado, consciente de sí mismo, y culpable. "Estoy tratando de no ahogarme", dice en su habitación del hotel en el San Diego Hard Rock Hotel, que está llena de botellas de cerveza, huevos revueltos, una barra a medio comer de Twix, y un par de pantalones vaqueros sucios en el suelo de la sala. Y se da cuenta de que no ha hecho la cama. "¡Oh, Dios, lo siento!".

Estamos a principios de Agosto, y aunque haya estado en Nueva York rodando "Remember Me", un drama romántico en el que interpreta a un estudiante privilegiado de la N.Y.U. (New York University) arrastrado por una tragedia familiar; realmente no ha visto nada de Nueva York, explica. Su vida social ha estado limitada a las insípidas Waldorf Towers, en Midtown, y a las 2 personas que están con él en su suite: su hermana Lizzy, que ha estado durmiendo en el sofá desplegable, y su mejor amigo, el actor Tom Sturridge, que se quedó con la cama. Tiene otros amigos, pero están en proceso de separación, y Pattinson es muy consciente de eso e intenta traerles en un vuelo; “Luego te sientes como un pijo”. Está seguro de que está volviendo loco a la gente por hablar constantemente de como no puede abandonar su habitación de hotel. Y él ve su incapacidad para deleitar a sus fans como su propio defecto. "Supongo que no soy el tipo de chico para hacer una franquicia", dice. "No soy una persona de multitudes".

Lo que hace esa atención torpe es que él cree que no ha hecho nada para merecer ésto, o cualquiera de todos los elogios, en su caso. Por lo general, no tiene ganas de hablar con nadie, pero el silencio le hace sentir tan incómodo que termina llenando el aire con “un montón de basura” o riendo nerviosamente. A menudo se disculpa por ser aburrido, por su terraza mojada que comunica con la habitación de su hotel, por contarte una historia que debes haber leído en algún otro sitio. Cuando habla acerca de los momentos más importantes de su vida, la emoción principal que recuerda es la vergüenza. Desestimará su trabajo de todas las maneras que le sea posible. Cuando los papeles fueron difíciles, dirá: “No tengo idea de lo que estaba haciendo”. Y si estos papeles fueron fáciles, cuenta que no tuvo que hacer nada. A pesar del hecho de que es una belleza exquisita, perfectamente formado, labios rojos y una cara que podría haber sido soñada por los poetas románticos (cree que se asemeja a "un personaje de dibujos animados"). Una de sus piernas es más larga que la otra, que le hace mirar, asegura que "me hace parecer como un idiota".

“Estoy insoportablemente consciente acerca de las cosas”, admite. Hasta el punto que, mientras rodaba escenas antes de que el ejército de paparazzis de Nueva York lo hayan estado siguiendo por los alrededores, está aterrado de quedar “con el culo al aire”.

Y el nuevo Leo, al parecer, es un idiota también. Nunca está sin un libro en la mano, dicen sus colegas, o de música en su mente, o una película que quiera compartir. Está tan obsesionado con hacer una actuación con la que se sienta feliz consigo mismo que constantemente se mira a sí mismo en los periódicos. El director de ‘Remember Me’, Allen Coulter, cuenta: “Es muy religioso en este aspecto”.

Hay muchas razones para que un actor joven decaiga en una franquicia donde haya hecho la primera película muy bien”, dice el director de New Moon, Chris Weitz. “Pero él y Kristen se lo toman muy en serio la verdad, y no quieren decaer. Quieren encontrar alguna manera de hacer creíbles a estos personajes, creíbles tanto para ellos como para la audiencia”.

Nada de esto le hubiera ocurrido a Pattinson si no habría sido por la saga "Twilight" de Stephenie Meyer, la jóven adulta con un gran éxito en ventas: los cuatro libros han vendido 70 millones de copias y han sido traducidos a 45 idiomas. En caso de que hayas estado viviendo en un bosque lejano, la saga cuenta la historia de Bella Swan, una tímida chica recién llegada al pueblo de Forks, Washington, que se enamora de Edward Cullen, un vampiro desde 1918, 17 años desde que fue mordido, 17 años para la eternidad. Aunque están completamente enamorados, si fueran hasta el final, Edward perdería el control y la mordería, convirtiéndola a ella en un vampiro, lo que hace un estado muy grande de lujuria, por no hablar de abstinencia. Esto sin duda va bien con los padres y los puritanos, como los mormones colegas de la autora. De hecho, todo el montaje puede ser visto como una metáfora para agarrarse a la virginidad.

Sin embargo, ningún otro escritor en la historia reciente se ha aprovechado de la adolescencia femenina anhelante y las fantasías de la infancia acerca de ser deseada. Edward es el perfecto héroe: encantador, culto, peligroso, y “la criatura más hermosa que nunca haya existido”. Las chicas se enamoran de él con tanta fuerza, que incluso en las lecturas de Meyer (bueno antes de que ninguna película de Twilight haya sido adaptada), gritaban al oír a la autora cuando pronunciaba su nombre: “Esa fue la primera noche que soñé con Edward Cullen”.

A diferencia del pasado de Edward, que está lleno de magia y misterio, en el de Pattinson, el actor insiste que fue tan mediocre que a penas puede recordar una cosa. Creció en Barnes, al sudoeste de Londres. Su padre tenía un negocio de coches de importación; su madre trabajaba en una agencia de modelos. No eran padres famosos, pero desde entonces han formado parte también de la minucia de su fama. Su madre frecuentemente lo llama para evaluar una foto suya en los medios: “ "¡Me gusta esa camiseta nueva que llevas!’ "Uh, gracias" ”. Ellos no podían ayudar pero se dieron cuenta de que tienen a un chico guapo entre manos, y en poco tiempo lo meten de modelo. “Fui un modelo terrible”, dice. “Era realmente alto pero aún parecía como un niño de 6 años”.

Si había una vena creativa en su familia era para la música. Su hermana Lizzy, cantante, consiguió un contrato de grabación a los 17 años. Pattinson empezó a tocar el piano siendo joven y empezó a tocar la guitarra a los 15 años. Se enamoró de la música de James Brown, Wilson Pickett y Van Morrison. Pero no fue uno de esos niños que siempre actúa para miembros de la familia y visitas. “Creo que me gustaba un poco estar solo”, cuenta. Fue a un colegio para chicos hasta los 12 años y casi no habló con ninguna chica hasta que entró en el exclusivo instituto (y caro) Harrodian School. Como su padre señaló, todas las chicas guapas iban a ese pequeño club dramático llamado Barnes Theatre Club.

Esto provocó en Pattinson un genuino entusiasmo por la actuación, particularmente cuando consiguió interpretar a "Alec", cuenta: "que es un vil bastardo” en una adaptación teatral de ‘Tess Of The d’Urbervilles’. El papel fue el primero de una línea de personajes allá, o “raritos”, como diría Pattinson. Cuando interpretas a un rarito, explica, “siempre puedes tener una excusa… ¡Es un rarito!”. La obra se la consiguió un agente y le llevó al papel del hijo de Reese Witherspoon en la adaptación de Mira Nair "Vanity Fair".

“Tom Sturridge y yo tuvimos escenas uno al lado del otro y ese fue el primer trabajo para ambos… Fuimos a la proyección, y pensamos que todo era una broma, porque no teníamos idea de lo que estábamos haciendo, y vimos la escena ( la de Tom) y fue como, “Sí, es bastante bueno, todo está bien”. Cuando llegó la escena de Pattinson, ya no estaba allí. "Estoy sentado allí en plan, mmm… ¿de verdad? Nadie me había dicho que había sido eliminada mi escena".

Como cuenta Pattinson, la directora de casting se sintió tan culpable que lo llevó para otra película, ‘Harry Potter Y El Cáliz De Fuego’. Él se reunió con el director Mike Newell durante 30 minutos y sin niguna buena razón cuenta Pattinson que estaba completamente confiado y se fue por ahí contando a todos que había conseguido el papel de ‘Cedric Diggory’, el chico de oro de Hogwarts, que resultó que lo tenía. Con una gran suma de dinero por ‘Harry Potter’, Pattinson al final se mudó de la casa de sus padres y fue cogido como rarito en una nueva obra, ‘The Woman Before’, en el London West End. Abandonando el instituto, ahora estaba oficialmente ejerciendo carrera como actor.

Desafortunadamente, fue reemplazado antes de la noche del estreno. “Pensé que estaba haciendo algo interesante, y terminé siendo despedido por ello”, Pattinson recuerda con un suspiro. “Creo que estaba confuso, haciendo gestos al azar, como si eso hiciera una actuación interesante. [Pensé] Está bien si sigues así”, dice de pronto contorsionando su cuerpo en una pose disparatada. Pattinson atravesó por un periodo de negación después de su fracaso. “Iba a todas esas audiciones contando a todos cómo fui despedido porque había defendido mis principios, y haciendo todas esas sandeces… Me volví como loco durante un tiempo”. No podía conseguir otro trabajo, dejó de hablar con su agente y tiró la toalla, optando por tomar en serio su música, como todos sus amigos estaban haciendo. Empezó a actuar con una guitarra en bares, bien solo o con un par de amigos. Hubo escenarios, recuerda con un poco de pesar: “a nadie le importaba una mierda cuando te subías al escenario”.

Sin embargo tan pronto como decidió dejar atrás la actuación, otro papel se puso en su camino y cambió su mente de nuevo: un thriller de la BBC titulado ‘The Haunted Airman’, en el que Pattinson consiguió estar en una silla de ruedas y actuar como... sí, “un rarito". Cambió toda mi opinión acerca de todo”. Luego interpretó a 2 raritos más: primero, al excéntrico pintor surrealista Salvador Dalí en la pelicula ‘Little Ashes’, acerca del romance entre Dalí y el poeta Federico García Lorca; luego,una pequeña comedia llamada ‘How To Be’, acerca de un músico simpático y con poca orientación tan necesitado de ayuda que se paga un gurú de autoayuda para vivir con él. Estaba empezando a tomase un poco más en serio sus personajes excéntricos en ambos casos, sintiéndolo a su manera, ya que no tenía entrenamiento dramático real.

El director de ‘How To Be’ Oliver Irving recuerda que en el casting de la película, Rob “tenía singularidad y modestia. Mucha gente que había venido de la escuela de drama, estaban intentando encajar en un tipo de papel dramático. Él estaba mucho más relajado. Justo del tipo que vino y estaba dispuesto a cometer un error y reírse de si mismo”. En una escena, en el que su personaje está enfurecido con sus padres e insulta a fuera pataleando árboles y farolas; Irving recuerda, “él tenía humedecidos sus ojos y estaba bien preparado… pegándose a sí mismo y haciendo todo lo posible para sentirse mal”, mientras las personas que pasaban por ahí se preguntaban: que demonios era lo que pasaba con ese chico.

Ninguna película catapultó a Pattinson a la fama exactamente. En el 2007 se enteró de que algo llamado ‘Twilight’ estaba siendo lanzado en Nueva York, Los Angeles, Chicago, y Londres, e hizo una cinta con uno de sus compañeros de piso para enviarla a los directores del casting. “Parecía tan ridículo que incluso no la envíe”, dice Pattinson, que se olvidó de todo y volvió a su música.

Mientras tanto, de vuelta a Hollywood, la búsqueda de Edward no estaba yendo nada bien. Bella fue fácil, Stewart estaba la primera de la lista e inmediatamente aceptó el papel. Pero después de probar a miles de actores para ‘Edward’, la directora Catherine Hardwicke todavía no encontraba a la opción correcta: alguna experiencia de trabajo, belleza de otro mundo, y la profundidad suficiente para hacerlo creíble, ya que este chico ha estado vivo desde 1901. “Llegaban cintas de todas partes, y muchos chicos parecían realmente monos y guapos, pero parecían casi como los compis de mi instituto”, dice Hardwicke. Un ejecutivo del estudio, el presidente de producción de todo el mundo Summit, Erik Feig, recuerda haber dicho a una amiga un día antes de comer: "Sé lo que estamos buscando. Siento que hay un par de rocas en donde no hemos mirado". "Tiene que haber actores británicos que no sabemos donde están, que pueden hacer un gran acento americano". "Hazme un favor. Vete a IMDB y busca actores jóvenes de entre 15 y 25 años, que estuvieran en ‘Harry Potter’ o algo así, incluso en papeles pequeños e imprime sus perfiles". Volví de comer. Ella tenía todas las fotos, y dijo mientras íbamos viendo las fotos: ‘¿Qué te parece este chico?’. Era una foto de ‘Cedric Diggory’ (el personaje que Pattinson en Harry Potter). Dije: ¡Es genial!”.

Hardwicke vio unas cuantas escenas de Pattinson en "Harry Potter" una y otra vez y no estaba convencida convencida del todo. “Yo estaba como... tal vez pudiera llevarlo a cabo ¿quién sabe?”. Ella llamó a la agente de Pattinson, Stephanie Ritz, para organizar el poder verlo en persona. Ritz acordó volar con él a su cargo de su propio dinero (de Robert) y tenerlo durmiendo en su sofá.

En cuanto a Pattinson, no tenía ni idea de donde se estaba metiendo. Nunca había leído ‘Twilight’, y habiendo estado “emborrachándose durante un año”, se sentía como una burbuja y temía tener que quitarse su camiseta en la audición. Dado su sentido al no tener nada que perder, Pattinson fue a la audición, dice, “un poco más descarado de lo que tendría que haber sido en una audición normal”. Recordando una de las escenas que hizo con Stewart, en la cama de Hardwicke, en la que él y Stewart tienen un apasionado pero abortado beso, dice: “Todavía estaba pensando de ese modo, tenía que conseguir hacerlo realmente en serio. Esto no es solo una cosa sexy… Estaba golpeando mi cabeza contra la pared de manera que me estaba volviendo loco”. "Estaba seguro de que lo había hecho como el culo. “Recuerdo llamar a mis padres después y decir, ‘Esto es todo. No voy a hacer esto más’. Y luego oí: ‘Vale, bien’, que no era la respuesta que quería oír después de todo”.

Él puede que no lo haya sentido, pero en esos cortos minutos con Stewart, algo había hecho clic. “Cuando Kris hizo las escenas con los otros tres chicos, esto no estaba pasando”, recuerda Hardwicke, que lo estaba grabando en su cámara digital. “Pero cuando lo hicimos con Rob y Kristen, no fue perfecto, todavía estaba crudo y sin forma… pero podías ver que tenían esa atracción nerviosa y eso tiraba el uno hacia el otro. Podías ver la química, y Kristen estaba firme, diciendo, Creo que es de lejos el mejor”.

Pero esto es Hollywood, y había gente en el estudio que todavía tenían sus dudas acerca de Pattinson. “Me llamaron y literalmente me dijeron, ‘Catherine, ¿crees que puedes hacer que este chico parezca bueno?' Así que les dije: ‘Esto es lo que voy hacer. Voy a conseguir cambiar su pelo a un color diferente, hacer un estilo diferente. Él trabajará con un entrenador desde ahora. Mi cinematógrafo es genial con la luz. Él estudiará el descaro, y te prometo, que haremos que el chico parezca bueno’”.

Los fans de ‘Twilight’, que son llamados Twilighters, estaban fuera de sí por decepción cuando vieron las fotos del futuro Edward Cullen, con pelo descuidado y cejas espesas, esquivando a fuera de los bares con sus extraños amigos. “¡Vergonzoso!”, “¡Repulsivo!”, pronunciaban en las webs. Según Hardwicke, Pattinson fue sacudido por las críticas. “Le dije a Rob, ‘Realmente, no deberías estar leyendo esas cosas. ¡Ni siquiera las leas!’. Y él, ‘Vale, mi madre me ha enviado esto para mí’. El ‘Repulsivo’”.

Pero los insultos hicieron que Pattinson se determinara a traer algo excepcional y sorprendente a Edward. Se mudó a Portland tres meses antes del rodaje y no habló con nadie. A veces llevaba lentillas amarillas y marrones que le habían dado. “Yo estaba como sí realmente fuera a entrar en esto. Y fui a un sitio a tomar un café, y la primera cosa que me dice la chica del mostrador es ‘Bonitas lentillas’, y yo me quedé como... vale, no es esto lo que realmente necesito sentir”.

El rodaje se puso en marcha y tenía una energía impulsiva, casi frenética. Pattinson se introdujo en libros, películas, y música que pudiera inspirar a su personaje, que tiene 108 años, que nunca ha estado enamorado, no quiere dañar a la gente y está ahí en una guerra con sus instintos naturales. Él y Stewart tuvieron conversaciones interminables acerca de lo que Bella y Edward significaban el uno para el otro, hasta el punto en el que interiorizan en su dinámica.

El rodaje podía volverse francamente vertiginoso. En las escenas de las peleas de vampiros, por ejemplo, Pattinson hundiría sus dientes en el pollo a la parrilla o el queso derretido que su compañero de reparto Cam Gigandet había puesto bajo su collar, y a veces tenía que ser reutilizado una vez que había caído al suelo, estando cubierta de suciedad y trozos de cristal.

Mientras tanto, las tardes las pasaban en la habitación de hotel de Pattinson, con éste “siempre bebido”, dice Hardwicke, y tocando la guitarra mientras Stewart y los otros miembros del reparto miraban y cantaban con él. Algo personalmente intenso se estaba desarrollando entre los jovenes compañeros de reparto. “Lo que Rob y Kristen tenían era una multitud de sentimientos el uno por el otro. Sentimientos complejos el uno por el otro”, dice Hardwicke. “Era lo que necesitábamos. Una fascinación compleja e intensa”. Es muy probable que su relación fuera de la pantalla reflejara su relación en la gran pantalla: una atracción intensa que no podía ser realizada. Durante el rodaje, Stewart estaba con su novio desde hacía tiempo, el actor Michael Angarano.

La película, que se estrenó en Noviembre del 2008, rompió todos los éxitos de taquilla, ganando 70 millones de dólares en sus primeros tres días (Desde entonces hasta los 400 millones). Pattinson firmó para hacer el resto de la franquicia por lo que sabemos, por 10 millones de dólares. La película arrasó en los MTV Movie Awards, donde Pattinson fue arrastrado por las fans. El una vez considerado “Repulsivo” era ahora el bombón más grande del mundo.

Cuando New Moon, la segunda de la saga, se empezara a rodar, el frenesí se había multiplicado. El director Chris Weitz recuerda el rodaje en Montepulciano, Italia: “Cada adolescente que lograra llegar allí desde cualquier parte de Europa estaba allí, y era como en la película ‘Los Pájaros’, girabas en la esquina y allí estaba una, dos, tres, cuatrocientas adolescentes esperando. Hasta el punto en que los dobles firmaran autógrafos”.

Pattinson fue protegido de las fans por un ejercito de fuertes guardaespaldas italianos que formaron un perímetro alrededor de él, teóricamente hablando. Llegó el punto de que durante la mitad del rodaje en la plaza principal, alguien empujó a una chica joven de una silla de ruedas a través de la barrera, hasta Pattinson. Los guardaespaldas no sabían qué hacer, por que hacer frente a una mujer con discapacidad no les parecía bien. Todo el mundo se quedó boquiabierto en silencio. “Fue casi un momento medieval”, dice Weitz. “Había miles de extras y ciento de espectadores, y era como si alguien hubiera estado en silla de ruedas para ser curado por el Rey de Francia”. Pensando un poco en ello, Pattinson habló con la chica durante unos momentos y se sacó una foto con ella. De repente la multitud estalló en aplausos.

Todo el mundo estaba como...¡Ahhhh!”, recuerda Pattinson, asustado de que pudiera parecer grandioso. “Fue una de las experiencias más vergonzosas de mi vida”. Aunque Pattinson fue y sigue siendo amable con sus fans, no tiene más elección que pasar la mayor parte de su tiempo en su habitación de hotel. “Se vio obligado a convertirse en un ermitaño”, dice Weitz. "no puede salir ni a comprar un refresco". Kristen Stewart dice que el frenesí que ella fue testigo con respecto a Pattinson: “a mí me aterrorizaría. Probablemente molestaría hasta en el infierno y haría algo loco”.

Cuando se mudó a Nueva York esta primavera para empezar el rodaje de ‘Remember Me’, trajo la llegada de otra guapa compañera de reparto, Emile de Ravin, de quien se hizo amigo.

¡ES UN TRAMPOSO!, ¡TIENE UNA VIDA AMOROSA DESORDENADA!, esto sonó en los titulares de las portadas de la prensa todo el verano, las que sus fans alegremente le pedían que les firmara. El argumento de la historia era que Pattinson había “intimado” con de Ravin, y que Stewart, que había estado unida a R-Pattz durante todo ese tiempo, estaba de repente loca de celos (además de estar embarazada de él). Antes del Comic-Con, donde Pattinson y Stewart estarían reunidos después de meses separados, se dijo que Stewart estaba muy ocupada eligiendo “vestidos sexy” y otros bonitos conjuntos para que “él no pudiera quitarle los ojos de encima”. ¿Como sucedió? Ella llevó vaqueros, deportivas rojas, y una camiseta de Minor Threat todo el tiempo.

No hay ninguna diferencia con lo que dices”, Pattinson dice acerca de la prensa rosa. “Literalmente he estado cruzando el país (con respecto a Kristen), y es como...¡Oh, han estado en citas secretas!’, y yo, ‘¿Dónde? ¡Si no puedo salir de la habitación de mi hotel!”. Sin embargo, es muy duro tomarlo con calma cuando sus padres tienden a creer a la prensa más que a él, y cuando los anfitriones del aeropuerto le preguntan, con el más sentido pésame, si realmente se siente bien por ser padre. (En cuanto a Stewart, suena mucho más harta de todo el asunto: “Es de retrasados. Somos personajes en este comic”).

Para resaltar, Pattinson insiste que él y Stewart son realmente solo “buenos amigos” y que la admira profundamente. “Creo que es la mejor joven actriz del momento”, dice. (Dada sus edades, es muy posible que el estatus de su relación haya cambiado, y cambiado de nuevo, en el momento en que leáis esto). En cualquier caso, ella es claramente un alma gemela de espíritu sencillo. “Ella ha influenciado en cómo he hecho todas las cosas en ‘Twilight’. Es muy bonito tener a alguien que es sinceramente indiferente a todo este espectáculo”. Efectivamente, el "como" posaron para las fotos en el Comic-Con, Stewart no podía parecer más tranquila con todo el asunto. Ella y Pattinson han llegado a no tocar el asunto. Ella incluso intenta disimular con excesos de coqueteo con el musculoso Taylor Lautner.

Con la tercera entrega de ‘Twilight’, ‘Eclipse’, rodándose ahora y la cuarta para ser rodada en un futuro no muy lejano; sólo lo necesario para que Pattinson, que tiene 23 años, pueda parecer que tiene 17; está empezando a imaginar la vida después de la saga. La idea de una película de acción de alto presupuesto (de gusto para los actores jóvenes de hoy) no tiene ningún atractivo para él. “No tiene sentido. Es decir, no tengo ningún deseo material de nada. Llevo la misma ropa cada día. No compro nada. ¡Y tampoco voy a ningún sitio!”. Todo lo que realmente quiere es una casa para poder tener un perro, ya que el terrier blanco West Highland que tenía desde los 5 años y “que era como mi hermana” murió las pasadas navidades. Así que está eligiendo material de bajo presupuesto y un poco raro: un western dirigido por Madeleine Stowe, en el que hablará casi exclusivamente en comanche, y una adaptación de una novela de Guy de Maupassant, ‘Bel Ami’, en el que interpreta a un chico que “piensa como un animal” y “solamente arranca y atornilla sobre todos sus amigos”.

A pesar de que ahora Pattinson tiene una figura de acción de Barbie (que el cree que se parece a Zac Efron), está empezando a ver el más mínimo indicio de que sus días como ídolo adolescente pueda decaer, y que alguien puede reemplazarle pronto. Desde ‘Twilight’, cuando interpretó al dulce amigo indio, Taylor Lautner de 17 años, se ha vuelto considerablemente más tallado y parece más ligón. Esto es porque en ‘New Moon’ es a la vez una opción viable de amor para ‘Bella’ y un hombre lobo. Al final del Comic-Con, el nuevo físico de Taylor es todo acerca de lo que alguien puede hablar, y las chicas están gritando en sus asientos, “¡Quítate la camiseta!”. Lautner parece destinado para ese personaje. Con una resplandeciente sonrisa blanca, se entrega al público en el borde del escenario para una lluvia de aplausos. “Trabajé realmente duro para transformar el cuerpo de ‘Jacob’ para interpretarlo correctamente para vosotros chicos. ¡Espero que estéis satisfechos cuando veáis los resultados!”.

Y ahora Pattinson está promocionando a su compañero de reparto como un agente desesperado. “No sé donde lo consiguió”, dice con entusiasmo a cerda del encanto de Lautner y el truco para conectar con los fans. “Él es mucho mejor haciéndolo que yo… Él lo maneja completamente. Yo voy a terminar golpeando a la gente, y esas cosas pareciendo un idiota”. Otra persona puede ser Leo. Pattinson será Hugh Grant.

***Traducción hecha por mí, si vais a ponerlo en vuestros blogs, por favor, acrediten TodoTwilightSaga, Gracias :)


***Buaaaaaaaa qué me ha costado traducirlo madre mía xDDDDDDDDDD

Jamie Bower en la Premiere de "The Prisioner"




Fuente

Una Christian Serratos rubia en Beverly Hills







Fuente

WALLPAPERS: 2 Robsten + 1 Kristen




Fuente